Sector textil y mas
creative

admin

Todo lo que debes saber sobre los colores en la fabricación textil

El color es una de las cosas más importantes en nuestro día a día como seres humanos. Existe color en todo lo que conocemos, y sin esto nuestro mundo no sería como es. El color en la fabricación textil es algo muy importante, ya que podemos tener nuestros colores favoritos en la ropa que usamos diariamente para expresar nuestra personalidad, o para decorar nuestros hogares con colores que nos hagan sentir mejor.

Si quieres saber todos los detalles del proceso de coloración en la fabricación textil para conocer cómo tus colores favoritos llegan a las telas que usas diariamente, ahora te contamos todo lo que debes saber.

¿Qué es el teñido en la industria textil?

Desde toda la historia de la humanidad se han usado procesos de teñido para agregar color a las telas. En un principio los colores más usados eran los tonos rojos y azules, por ser los más fáciles de obtener. Los colores más difíciles de obtener, como el purpura, representaban a los altos grupos de la nobleza y los ricos.

Actualmente el proceso de teñido de las telas es mucho más sencillo, y se puede obtener el color de diferentes fuentes, tanto naturales como químicas. El proceso de teñido más usado es básicamente el mismo que se usaba desde el principio de nuestros tiempos.

Para comenzar se sumerge la tela a teñir en un baño de un compuesto llamado mordiente, que será el encargado de que la tela absorba el color. Posteriormente se procederá a sumergir la tela en agua tinturada con el color deseado. Para algunas telas se debe usar un mordiente específico, como el amoniaco, ya que las telas son más difíciles de teñir. Estas telas son la lana, la seda y el nylon.

Las telas pueden ser coloradas en cualquier parte de su proceso de fabricación, al ser una fibra, un hilo o un tejido ya completamente fabricado.

¿Cómo se obtiene el color para las fabricaciones textiles?

Como mencionamos anteriormente, los colores pueden proceder de distintas fuentes, tanto naturales como químicas. Algunas de las fuentes naturales más comunes son las siguientes:

Guaco: Negro
Girasol: Amarillo
Enebro: Purpura
Cebolla: Amarillo Claro
Espinaca: Verde Oliva
Remolacha: Rosado

En la naturaleza existen muchas plantas y frutas que producen colores y las hemos usado desde el inicio de los tiempos para teñir. Las empresas suelen usar fuentes químicas para la coloración de las telas, ya que es un proceso más sencillo y suele ser más funcional para las grandes industrias. Sin embargo, la coloración química puede generar residuos tóxicos para el medio ambiente.

Si quieres usar prendas de ropa o tejidos para tu hogar más ecológicos, puedes teñir tus telas en casa. Para esto solo deberás comprar prendas de ropa de color blanco y usar algunas de las fuentes naturales que mencionamos anteriormente para agregar el color que desees a tus prendas. El proceso de teñido en casa es bastante sencillo, en la mayoría de los casos solo deberás hervir la planta y sumergir la prenda de ropa.